jueves, 31 de enero de 2008

Macerando...




Estoy a full con esto, je, culpa del Marcos Avila Vas que me inició en este mundo, jeje, publicidad encubierta se llama eso. Bue... estoy creciendo, es raro, cuando uno es chico y vienen las tías gordas que no conocés y le dicen a tus viejos (porque nunca te lo dice a vos) "qué grande que está la nena", te parece una frase más, una pelotudez además que por lo general, molesta porque viene acompañada de un pellizo de mejillas; pero cuando de repente un día te sorprendés diciendo lo mismo a tu sobrino, hermano, vecino, te cae la ficha y te das cuenta que sí, que vos te tas convirtiendo en tu tía gorda y es horrible!!! (no tu tía, sentirse así).


Con mi hermana tenemos un libro favorito, bueno, varios, pero uno en particular, El Principito, donde Antoine de Saint-Exupéry te dice que las personas también se domestican, donde te terminás preocupando por todas las rosas del planeta para que no la agarren los tigres, donde está la frase que uno nunca puede abarcar del todo nunca "lo esencial es invisible a los ojos", en fin, un gran libro y no lo digo porque Agustina Cherri lo tenía en la presentación de esa novela, "Cabecita". En una parte, al principio, el aviador se encuentra con el principito, y éste, le pide que le dibuje un corderito, el aviador le hace varios modelos, y siempre había un pero, hasta que ya podrido le dibuja una caja y le dice que está adentro, lo mejor es que con eso se queda conforme. Es un libro genial para leer de chico, cuando creés que nadie te entiende y que los adultos son todos unos insensibles, el autor cuenta de que cuando vos le decís a un mayor "ví una casa", en vez de preguntarte cuántas ventanas tiene te preguntan por el precio, si es cara, entonces empiezan a considerarla. Que feo que la vida te convierta así, indefectiblemente.


Con la Mym esperábamos ver siempre el corderito ahí adentro, ahora nos damos cuenta que ya solo tenemos la caja, que esperamos vaciar para llenar de apuntes de la facu, de agendas de vida atareada o de lágrimas inútiles. Qué feo es crecer y darse cuenta...

2 comentarios:

NJGR dijo...

mmm, no se como iniciarlo... pero ahi voy!
si, es dificil y espantoso darte cuanta de que estas creciendo, y lo peor es que no lo puedes evitar, solo debes tratar de no caer como todos los demas.. y como quien dice, no dejar que tu niño se quede en la oscuridad.. madurar va de la mano con el crecimiento, pero.. y si encontramos una forma de canalizar todo? digo, de ser nene por unos segundos nuevamente?? jeje.. creo que ese seria el secreto.. jajaja... muy profundo Ananá... pero muy cierto.. Bien, cuidate! nos vemos..

Ananá dijo...

Wow!! Hasta acá me posteas, gracias mujer!!! Q lindo q es saber q no soy la única q le pasa lo mismo, de verdad gracias. Sobre lo de ser nene unos segundos, si, en mi caso lo extiendo un poco más, pero igual, se ntoa la diferencia. Besazos....