viernes, 29 de febrero de 2008

Síntomas de un examen...




Cuando uno es estudiante creo que la mayor parte de tu vida gira alrededor de la carrera, los profes y los compañeros, al menos a mi grupo y a mí nos pasa, juntarnos para hacer otra cosa que no sean Tps (en contradas ocasiones pasa), y terminar hablando de un profe, una materia o pedir un apunte; o quedar descolgada en un cumple de un amigo que estudia ciencias económicas sólo porque la última vez que agarramos la calculadora fue cuando teníamos 15 años (amo haber seguido sociales), o traer aparejado un tema de una materia para hablar de cualquier cosa (el otro día sin más terminé explicando el habitus para explicar una novela, pufff). En fin, me llegaron estos sítnomas de exámenes que decien que los dijo Capusotto, no sé si realmente es el autor, pero lo que sí sé es que son de alguien que ha pasado por varias de estas situaciones de estrés, y como ayer rendí Dionisio, y ejem, me recibí de técnica, me pareció bueno subir eso... espero q lo lean aunque sea largo porque vale mucho la pena.
  • A vos te hablo, pebete a punto de empezar a estudiar para el parcial de mañana a la mañana.
  • A vos que con tal de no comprar un resaltador nuevo por amarrete/a te la pasas chupando ese marcador que era amarillo fluorescente y que ahora es un transparente mojado.

  • A vos te hablo, chico distraído, que resaltas sin prestar atención y al final todo el libro termina siendo una gran mancha verde (fluorescente, por supuesto).
  • A vos te hablo, con tu súper mini micro resumen, o sea 5 hojas de los dos lados, con letra mínima tipo para machete, flechas que traspasan hojas enteras, tachones y abreviaturas del tipo ec (economía), acum (acumulada), lit (literatura), pa (para) y otros monosílabos inentendibles que te hacen volver a la fuente original, léase 100 hojas de letra tamaño 4 escritas a máquina de escribir por aquella profe tan moderna que solo tiene 89 años y mal de alzheimer pero que se acuerda de aquella vez que le gritaste 'vieja pelotuda' y rezas todas las noches que para el final no te toque mesa con ella.

  • O a vos, que te la diste de vivo no haciendo un carajo en clase cagándote de la risa de todos los que copiaban y cuando te sentaste a estudiar descubrís que tus apuntes tomados en clase son puros ta-te-tis, mensajitos estúpidos (onda: ¿qué hora es? 9:15, ¿qué hora es ahora? 9:22) y dibujos que serían dignos de mandar a tu psiquiatra y tenés que urgentemente salir para la casa de tu compañerito traga más cercano y gastarte 10 mangos en fotocopias de sus apuntes que, obviamente no entendés porque la letra resultó ser cruza de zurdo con nene de 2 añosmanco.

  • Y a vos, que, pese a que tenés tus resúmenes, tus cosas resaltadas y todo en orden te colgas media hora pensando en EL o ELLA y que hubiese pasado si no le hubieras dicho lo que le dijiste y en su lugar le hubieras dicho lo que en primer lugar tenias pensado decirle que al final no te animaste a decir.

  • O que llamas hasta a tus parientes que hace 20 años que tenés (léase mas o menos casi toda tu existencia) y te colgas hablando hasta con el perro con tal de no tener que memorizar las fórmulas de esa materia que te gusta tanto.

  • Y que te quedás pensando: ¿Y a mí quien me mando a ir a la facultad? ¿Si tengo mas de 18 y hago lo que se me canta? ¿Y si me meto a cartonear? O mejor, ¿si me tiro a ver tele y hago como si nada en la vida me importara y me convierto en una ameba desparramada por elsillón del living que lo único que hace es comer y dormir?...

2 comentarios:

SM dijo...

ME MATO el elefante jajaja
cuantas veces daban ganas de hacer eso... menos mal que en loq ue estudio no veo un numero nunca mas !

SM

Ananá dijo...

Jajaja... si, es verdad, malditas cs exactas... nosotros tampoco tenemos números y x ahi una pasa una verguenza.... ejem, mejor disimular, besos SM... a ver si repuntamos...