martes, 16 de junio de 2009

Ilusiones sensoriales

Hoy estuve dos horas en el dentista haciéndome un tratamiento de conducto, todo iba bien hasta que la mina agarró el torno (mueca de desagrado del lector) ¿vieron lo horrible que es el torno? Igual me hizo pensar que no es el torno en sí lo horrible, digo, no se siente nada cuando lo usan, a lo sumo te tragarás un poco de pasta vieja que remueve tal adminículo pero nada más, lo feo es el espantoso ruido que hace. Entonces, pensaba – antes de enterarme que me quedó una lima adentro – en la cantidad de cosas con las que nuestros sentidos nos juegan una mala pasada, porque por ejemplo, si en vez de hacer ese ruido que suena a “es algo metálico que gira, destruye y puede terminar con cualquier cosa” sonara un tema de no sé, Relax, el que le ponen a Zoolander para programarlo, la cosa sería distinta.



La mejor parte de Zoolander (no es la de Relax pero me gusta más)

Hay otras cosas en las que los sentidos nos engañan, como con la esencia de vainilla, ¿quién no se ha dejado tentar por el exquisito aroma y se llevó un gran fiasco al probar lo amarga que es? Yo he caído en la tentación en varias oportunidades cada vez que hago un bizcochuelo diría. Hay texturas que también engañan, he visto en el Easy mosaicos comunes pero con dibujos de parqué, cosa realmente jodida para cualquier novato. Otra cosa por la cual despotricar: las manzanas acarameladas. Cuántas veces vamos de paseo y vemos los carritos que también suelen tener algodones de azúcar, pero como uno se pegotea los dedos con eso prefiere las ricas manzanas que tentaría a cualquier Blancanieves y una vez que intentas meter el diente, porque ya te acabaste los pururú que están pegados, ay, mamita. Duras por el caramelo, pegajosas y la mayoría machucadas. Estos chascos tienen culpables señores se llaman los cinco sentidos! A ver si demandamos a la genética, a Darwin o alguien, aunque yo me conformo con que le pongan una BSO al torno, nada más.


¿Alguna otra ilusión sensorial que me quieran apuntar?

6 comentarios:

Dr. J dijo...

La manteca de cacao.

Tiene un rico olor a chocolate, pero la probás y es otra cosa.

Saludos!

Tuky dijo...

Primera vez que entro en tu blog.
yyyyy
1 el video es de una de mis pelìculas favoritas. NO importa cuantas veces la vea, si estoy de bajón, me hago tres panchos me agarro una botellita de "budweiser" y a ver Zoolander

2 lo que decís de la vainilla también me pasó ¿y la canela? mucho olor, mucho olor pero de gusto mejor no hablamos

3 Ahora te sigo yo, me ganaste el cuore con este pos :)

Lúma dijo...

Me acordé de una...viste cuando crees que vas a tomar ponele sprite y dsp tomas y es agua... y puaaj xq claro estabas preparada psicologicamente para tomar sprite y es agua..... me paso muuuchas veces
LOCURA ns vemos mañanaaaa!! beso

Ananá dijo...

DJ: Es verdad! Encima uno se pone mucha engañada vilmente y... un fiasco! Saludos para usted y para Celeste Benecci!!

Ananá dijo...

Tuky: A mí tb me encanta Zoolander, esa mirada crítica sobre el mundo de los modelos, es genial, yo la tengo en VHS, cada tanto desempolvo la video y la veo.
2. Tb es cierto!! Debe ser algún problema de los sentidos con especies para repostería para mí.
3. Je, gracias, tu blog me encanta.

Ananá dijo...

LúMa: Totalmente!! Eso pasa en las casas ajenas, te dicen ¿querés tomar algo? Y uno ilusionado acepta... jaja