miércoles, 26 de enero de 2011

Google me lee: Segunda prueba

Hay un momento en la vida de toda persona, inmediatamente después de ver “The Truman show” en que uno piensa que UNO es el protagonista y que la producción te pone esa película para burlarse de uno. Con el tiempo, todos intentan disuadirte y uno a regañadientes se da por vencido, aunque siempre tiene la duda.

Hay un momento en la vida de toda persona, después de trabajar en una auditoría de medios, que sospecha, en realidad lo sabe, que las empresas te siguen, te controlan, te espían y tratan de hacerte cambiar de opinión. Con el tiempo, uno empieza a presumir que no es para tanto, que no hay nada que temer y que su propia persona no es tan importante como para que las multinacionales centren su ojo. Todos menos yo.

Hace un tiempo, publiqué un post en donde Google había publicado para el bicentenario un logo erróneo: pueden visitar el post haciendo click acá. Y a los pocos minutos, luego de mi grave denuncia el error fue corregido. Seguramente, al verse desenmascarados por mi persona la empresa intentó ser un poco más discreta, pero ooooobviamente nada escapa a mi ojo sagaz. Hace un tiempo, en junio del año pasado, publiqué una nota con el ranking de los amores de mi vida, en donde denunciaba que el señor periodista Mario Pensavalle no tenía foto en Google imágenes, y el pecado mortal que tan bello rostro no se publicitara a los cuatro vientos. Hoy, me encontré con esto…

Pensy con cara de serio y corbata roja/naranja
Su expresión lo dice todo "Soy sexy"
Tres kilos de Photoshop para su compañera de trabajo, la "negra" Palermo
Pensy con los ojitos brillosos diciendo "Te espero Analianopolis, vos sabés"

Pensy totalmente borracho con el Martín Fierro en la mano
deja que lo fotografíen en un contrapicado, total es un capo
total

3 comentarios:

Hugo dijo...

¿Qué onda con Pensy, eh?

Mmm...

Ananá dijo...

Hugo: Coso, que lo amo. X?

Translation Back Office dijo...

Es muy fuerte, lo que esta pasando...