viernes, 11 de septiembre de 2009

Efemérides

En el año, por mes, por semana o como les guste fragmentar el almanaque, siempre, pero siempre encontramos días en colorado. Estos días destacados que no son necesariamente domingos son nuestras efemérides: el cumple de Pepito, el examen de Teorías 2, el aniversario de casados de los abuelos, el día que te tiene que venir, el vencimiento del agua y cosas por el estilo. Pero con el tiempo, pasa que ciertas fechas ya no son “festejables” por ejemplo el día del estudiante yo creo que solo se festeja hasta que terminas el secundario, como mucho el primer año de la facu, después cuando la semana de la primavera cae justo en fecha de exámenes no querés ni oír la palabra estudiante, y mucho menos festejar. Otra fecha con vencimiento es el día del niño, aunque algunos padres suelen jugarse y tirarte un par de medias en agosto, cosa de que no te sientas envidioso cuando tu hermanito abre las enormes cajas de Ben 10 con todos los chiches, o los cumpleaños después de cierta edad – la edad varía según cada persona – o los feriados, cuando en algunos trabajos “picantes” los pasan por alto olímpicamente, igual q los fines de semana.

En particular los 11 de septiembres no los festejo, y no es porque me sienta que el día en que derribaron las torres gemelas impugne el valor de la muerte del gran Sarmiento, sino porque como muchos, dejé la primaria hace raaaaato en el colegio y ya no me dan ese día libre – aunque mis viejos festejan y descansan ese día más que cualquier otro -. No obstante ese día no pasa desapercibido para mí, porque le he encontrado utilidad: lo uso de referencia; yo sé que “al día siguiente” es el cumple de mi gran prima Xime, compañera, amiga y confidente; alguien a quien quiero mucho aunque fume ídem, que me dio a una sobrinastra preciosa y que siempre pero siempre lee mi blog y comenta. Para ella, que me pidió especialmente una entrada dedicada le dejo un muy feliz …. (no se dice antes porque trae mala suerte) pero ella sabe.


Les dejo una pic para el deleite de la veinticuatroañera y el resto de la audiencia. Besos y a ponerse la peluca… que esta noche hay fiesta!!!

musicaliza esta entrada: el tema con el que mi prima entró a sus 15 :)

8 comentarios:

xiximena dijo...

prima sos una grosa. costo costo pero valio la pena me encanto. te amo prima. gracias y esta noche pelucas amigas.

¤¤λζß∂¤¤ dijo...

¿Existe el día del estudiante? Vaya, jamás lo había escuchado. ¿Se regalan cosas en el día del niño? ¿Qué edad tiene tu hermano? Y lo más importante, ¿allí no están agotados los juguetes de Ben 10?
Tienes razón, a partir de ciertas edades se dejan de celebrar los cumpleaños, yo llevo sin celebrar un cumpleaños desde que cumplí los 13 y tengo 16.

Besazos


P.D.: Felicita a tu prima de mi parte. Aunque no la conozca nunca está de más recibir una felicitación.

Lúma dijo...

Pero vos deberías festejar el día del maestro..PROFE.. no te saludé perdón... ejem que estes muy bien BESOO

angeta dijo...

Locasaaaaa!!! Cómo andai? Gracia´ por tu firma! Estoy de acuerdo, creo q los autores se inspiran en la vida de uno...! Nos vemo´ el jueves por la Ley no?? Un abrazooo!

Ananá dijo...

Xixi: Y esa noche fue de pelucas primín! :) me alegro q te haya gustado el homenaje/regalo porq no había plata pa otra cosa, jeje :P

Ananá dijo...

Campi: ¿En qué planeta vivís? Acá el día del estudiante es el día de la primavera, se arma un jodón bárbaro y los coles dan una semana libre. En el dái del niño, q cae en agosto maso se regalan juguetes, bah... tb se regala ropa pero es un embole para los homenajeados. Acá los juguetes de Ben 10 no, siguen, el otro día vi en una farmacia un reloj horrible a 20 mangos. Cheee, a ver si se ponen las pilas en tu galaxia... avisame cuando cumplís años y hacemos algo, aunq sea virtual! Muchos besos

Ananá dijo...

Lúma: JAAAA mal, mal, mal, ahora vas a tener q resarcirme de akgyba forma, aunq q no implique juegos de mesa... "me da cosa" jajaja

Ananá dijo...

Angi: Y la maldita lluvia nos dejó sin Rally.... en fin, el jueves nos veremos no? Tengo q cargar crédito al cel agh