martes, 11 de enero de 2011

Mi casa, tu casa


Cada casa es un mundo, frase trillada, pero cierta, si las hay. El otro día estuve haciendo turismo interplanetario, o sea… anduve de visita por otra casa. Tengo unos amigos que se van de vacaciones y yo muy a mi pesar, me ofrecí cuidarles la casa con pileta y pasto!! PASTO CHICOS!!! Unos días antes fui a adoctrinarme con el manejo de su planeta, y con el manejo de la pileta, solo de la pileta, estuve 45 minutos peleando con la bomba, el limpia-fondos, el filtro, etc.

La verdad que es todo un tema decidirse y dejarle la casa a otra persona, más allá que te vas a otro lado feliz y que yo soy ooobviamente una persona súper confiable que jamás de los jamases invitaría a mis amigos a hacer una fiesta negra, descontando eso, si yo me pusiera en el lugar de ellos, creo que estaría unos 45 minutos explicándoles cómo rascarle la oreja al perro, otra media hora enseñándoles cómo tapar con papel de diario todas las puertas por donde se filtra agua cuando llueve, el truquito del calefón para que encienda, cómo hacer para que el ventilador del techo se apague, a no asustarse por lo idiotas que son mis vecinos que lavan el auto en mi vereda tooooooooooooooooooodos los santos sábados a las tres de la tarde, y que el lavarropas va en “C” y nunca jamás de los jamases debe ser cambiado de programa, que en el equipo de música no anda la lectora de CDs pero sí la radio y que en el chancho andan los CDs pero nada más, que la puerta de calle hace ruido y para cerrarla de adentro hay que pegarle con la cola, que no hay que correr en la terraza porque corres riesgos de caer en un pocito y no contarla, que cuando Kapeluz grita es porque la tortuga lo muerde y que si no la encuentran es porque se escondió debajo de la heladera, que en el bidón de lavandina hay detergente y que en la botella de jugo Mocoretá que está en la mesada de abajo hay suavizante para ropa, pero que el detergente está en una botella de detergente y la lavandina se terminó ayer; que la parra da uva en febrero, pero este año como no la podamos no creemos, pero igual vienen las abejas, que los basureros pasan desde las 21 a la hora que se les cante, o no pasan, excepto los sábados que nunca pasan, que al diariero le gusta despertarnos temprano los sábados, que es el único día que pasa pero no pasan los basureros, y hay que repetirlo porque es un dato importante, que hay que darle justo porque nunca tiene cambio, que el crucigramón es siempre mío y el de actualidad de mi mamá, que la sal en casa está escondida desde que le dio el ataque a mi papá, pero que si la encuentran nos digan porque nos olvidamos y ya no le ponemos, que el perro come comida para gatos porque es la que le gusta, y ojo que odia a todo ejemplar del sexo masculino que entre, que guarda que los de la iglesia evangélica por ahí hacen fiestas y tiran fuegos artificiales a cualquier hora, que el verdulero confiable de la cuadra es un viejito que pasa con un carrito los lunes, miércoles y viernes, que si llaman a cualquier hora de la madrugada no hay que preocuparse porque seguro son los amigos de mi hermano que jamás se ubican, que si la heladera pierde agua hay que deshielarla, que el filtro de agua es para abajo del pico, para arriba del filtro; que si sienten ruidos raros a la mañana es una vecina que tiene un tero y que RadioTaxis nunca encuentra nuestra casa porque el de la sodería jamás cambió el número, así que hay que vigilar cuando uno llama. Eso por empezar, porque después necesitaría otro día para hacerme la idea que alguien va a dormir en mi cama y se va a envolver con mi inmaculado acolchado rosita.

Como les decía cada casa es un mundo, aunque creo que la mía se comió una constelación. ¿Y ustedes? ¿Podrían dejarle su morada a alguien? ¿Qué recomendaciones creen necesarias y cuáles no?

2 comentarios:

Dr. J dijo...

Nunca dejamos mi casa para que la cuide otro, ya que (antes) estaba tan hecha mierda que había que dar una serie de instrucciones para que no se siguiera viniendo abajo.

Besos!

Ananá dijo...

Dr J: Viste? Yo no es de desconfiada, sino que la lista sería eteeeeeeeeeeeeeeerna de cosas a tener en cuenta!